Los retenedores de ortodoncia son una parte crucial del proceso de tratamiento ortodóntico. Una vez que los brackets o alineadores han movido los dientes a su posición deseada, los retenedores entran en juego para mantener los resultados obtenidos a lo largo del tiempo. En este post, exploraremos por qué los retenedores son importantes, los diferentes tipos disponibles y los cuidados necesarios para asegurar una sonrisa hermosa y bien alineada.

¿Por qué son importantes los Retenedores de Ortodoncia en Lleida?

Después de usar brackets o alineadores durante un tiempo para alinear los dientes, los huesos y tejidos que sostienen los dientes necesitan estabilizarse. Sin un soporte adecuado, los dientes tienen la tendencia natural a volver a su posición original. Aquí es donde entran en juego los retenedores de ortodoncia, ya que ayudan a mantener los dientes en su lugar y evitan movimientos indeseados, asegurando los resultados del tratamiento a largo plazo. Por supuesto, Dental Office te permite el contar con ellos en Lleida, pero antes de hablar de ello, veamos sus tipos:

Tipos de Retenedores de Ortodoncia

Hay varios tipos de retenedores de ortodoncia disponibles para adaptarse a las necesidades y preferencias de cada paciente. Los tipos más comunes son:

1. Retenedores Removibles

Son dispositivos que el paciente puede quitar y poner según las indicaciones del ortodoncista. Por lo general, están hechos de plástico transparente o acrílico y se ajustan cómodamente sobre los dientes. Son ideales para aquellos que buscan una opción más discreta y fácil de limpiar.

2. Retenedores Fijos

También conocidos como retenedores permanentes o alambres de retención, son pequeños alambres metálicos que se adhieren a la parte posterior de los dientes. Estos retenedores son muy efectivos y no requieren la colaboración del paciente para usarlos. Sin embargo, pueden requerir una limpieza dental más cuidadosa.

¿En qué caso es recomendable el uso de retenedores de ortodoncia removibles?

El uso de retenedores de ortodoncia removibles es conveniente en varios casos después de completar un tratamiento ortodóntico exitoso con brackets o alineadores. Estos retenedores desempeñan un papel esencial en mantener los resultados logrados durante el tratamiento y prevenir que los dientes vuelvan a su posición original. Aquí se presentan algunos casos en los que es beneficioso utilizar retenedores de ortodoncia removibles:

  1. Finalización de un tratamiento ortodóntico: Una vez que se han retirado los brackets o alineadores, los retenedores removibles son una excelente opción para mantener la nueva posición de los dientes. Después de meses o años de tratamiento para alinear los dientes, los retenedores permiten que los huesos y tejidos circundantes se estabilicen y se adapten a la nueva posición dental.
  2. Corrección de problemas menores de alineación: En algunos casos, los retenedores removibles pueden ser una opción adecuada para corregir pequeños desajustes o movimientos dentales leves que puedan ocurrir con el tiempo. Esto es especialmente útil para personas que han tenido un tratamiento previo y desean mantener su sonrisa alineada.
  3. Comodidad y estética: Los retenedores removibles son una opción cómoda para aquellos que prefieren no tener un retenedor fijo en la parte posterior de los dientes. Estos retenedores son discretos y transparentes, lo que los hace menos visibles y más estéticos en comparación con otros tipos de retenedores.
  4. Facilidad para la higiene oral: Los retenedores removibles permiten una higiene oral más fácil en comparación con los retenedores fijos. Los pacientes pueden quitar los retenedores para cepillar y usar hilo dental de manera más efectiva, lo que ayuda a mantener una buena salud bucal.
  5. Flexibilidad en el uso: Los retenedores removibles son ideales para situaciones en las que el paciente necesita quitarse el retenedor temporalmente, como durante ciertas actividades deportivas o eventos sociales. Pueden usarse según las necesidades y recomendaciones del ortodoncista.
  6. Facilidad de adaptación: Algunos pacientes pueden experimentar incomodidad o sensibilidad en los dientes durante los primeros días de uso de retenedores. Con los retenedores removibles, el paciente puede adaptarse gradualmente a su uso y ajustarse a la nueva sensación.

¿Y en que caso se recomiendan los retenedores de ortodoncia fijos?

En el caso de los retenedores fijos, existen diversos escenarios en donde se hacen ideales, incluso por encima que los que son removibles. A continuación, algunos de estos escenarios:

  1. Estabilización de resultados en casos complejos: Los retenedores fijos son especialmente recomendados en casos de tratamiento ortodóntico complejo, donde se ha corregido un apiñamiento severo o una maloclusión significativa. Al fijar un alambre metálico en la parte posterior de los dientes, se evita cualquier movimiento indeseado y se asegura la estabilidad a largo plazo de los resultados.
  2. Cumplimiento del paciente: Los retenedores fijos son una excelente opción para aquellos pacientes que pueden olvidar o ser inconsistentes con el uso de retenedores removibles. Al ser una solución permanente, el cumplimiento del paciente no es un problema, y los resultados del tratamiento ortodóntico se mantienen efectivamente.
  3. Prevención de recidivas: En casos en los que existe un riesgo elevado de que los dientes vuelvan a su posición original debido a factores genéticos, falta de espacio dental o malos hábitos, los retenedores fijos son altamente recomendados. Proporcionan una protección constante para evitar que los dientes se desplacen nuevamente.
  4. Problemas de mordida corregidos: Cuando el tratamiento ortodóntico ha abordado problemas de mordida, como sobremordida, mordida cruzada o mordida abierta, los retenedores fijos son una opción valiosa para mantener la posición correcta de los dientes y asegurar la estabilidad de la corrección.
  5. Pacientes con dificultades para usar retenedores removibles: Algunos pacientes pueden tener dificultades para usar adecuadamente los retenedores removibles, lo que puede afectar los resultados a largo plazo. En estos casos, los retenedores fijos proporcionan una solución efectiva sin la necesidad de la cooperación constante del paciente.

Cuidados y Mantenimiento de los retenedores de ortodoncia en Lleida

Para garantizar que los retenedores cumplan su función de mantener la alineación dental, es importante seguir algunas recomendaciones de cuidado y mantenimiento:

1. Limpieza Diaria

Los retenedores removibles deben limpiarse diariamente con un cepillo de dientes suave y agua tibia. Es importante evitar el uso de pasta dental abrasiva, ya que puede dañar el material del retenedor. También se pueden utilizar tabletas de limpieza específicas para retenedores.

2. Alimentación y Retirada

Si utilizas retenedores removibles, es importante retirarlos antes de comer y guardarlos en su estuche para evitar pérdidas o daños. Evita envolverlos en servilletas o papel, ya que es fácil desecharlos por error.

3. Uso Permanente

Si el ortodoncista ha recomendado un retenedor fijo, es fundamental comprender que este tipo de retenedor debe usarse permanentemente según sus indicaciones. El mantenimiento regular con el dentista es esencial para verificar su efectividad y estado.

¡En Dental Office estamos comprometidos con tu salud bucal y una sonrisa radiante! Si buscas mantener los resultados de tu tratamiento ortodóntico, te ofrecemos retenedores removibles, una opción discreta y cómoda. ¡Visítanos en nuestra sede en Avinguda de la Pau 26 Baixos, Mollerussa (Lleida) o contáctanos al 973 60 11 52 / 640 35 52 19! Nuestro equipo estará encantado de atenderte de lunes a viernes de 09:00 a 20:30 h. También puedes escribirnos a info@dentaloffice.cat. ¡Te esperamos para mantener tu sonrisa en su mejor forma.