}

Lunes - Viernes 09:00-21:00

Sábado 09:00-14:00

Av. de la Pau, 26
Mollerussa

Homeopatía

La Homeopatía utiliza sustancias de la naturaleza , plantas, productos animales, y minerales

LA HOMEOPATÍA es un sistema de tratamiento dentro de la Medicina, el cual utiliza sustancias que se encuentran en la naturaleza -plantas, productos animales, y minerales-, y que son sometidas a un proceso de dilución progresiva en el laboratorio, el cual va reduciendo la presencia de la materia prima inicial.

Todo comenzó cuando un médico alemán del siglo XVIII, Samuel Hahnemann, se dio cuenta de forma casual que si utilizaba una pequeña cantidad de medicamento, su efecto sanador no sólo se mantenía, sino que mejoraba. A partir de este hecho, junto con sus colaboradores, comenzaron a estudiar y experimentar en sí mismos muchas sustancias que irían utilizando más adelante en sus pacientes.

Así pues, en la PRÁCTICA DIARIA utilizamos medicamentos que les queda muy poca de esa sustancia inicial, o que ya es inexistente si la dilución ha sido bastante elevada. Esto hace que la posibilidad de efectos secundarios o reacciones alérgicas, llegue un momento que sea prácticamente inexistente, lo que representa una gran ventaja a la hora de tratar bebés, embarazadas, o personas mayores que ya está tomando varios medicamentos convencionales.

Interesado?

contáctanos y agenda tu visita

Otro requisito importante es que la materia prima la que utilizaremos después de ser convenientemente disuelta, debe ser capaz de provocar, en una persona sana, los síntomas que nosotros queremos curar en nuestro paciente. De ahí proviene etimológicamente el término homeopatía, de homoios, similar, y de pathos, sufrimiento.

Este es uno de los principios básicos en los que se basa la homeopatía —el principio de similitud-, y antes hemos hecho referencia al principio de dilución. También existe un tercero, el llamado principio de dinamización, que consiste en sacudir el medicamento que estamos preparando en el laboratorio, cada vez que hacemos una nueva dilución.

¿Quieres ser el primero en conocer nuestras novedades y promociones?

El abanico de posibles APLICACIONES del medicamento homeopático en las alteraciones de la salud es muy amplio, y se puede utilizar tanto en trastornos agudos como en los crónicos, es decir, en los que llevan instaurados un largo periodo de tiempo.

Gran parte del éxito en muchos de los tratamientos homeopáticos, radica en el hecho de considerar a la persona como un ente global que funciona armónicamente como un todo. Además, se trata de un tipo de terapia personalizada que tiene muy en cuenta las características constitucionales de la persona, y las tendencias a enfermar de cada uno.

La prevención y tratamiento de las diferentes patologías invernales tanto en niños como adultos -refredats, gripe, anginas, bronquitis, otitis, gastroenteritis-, ocupa una buena parte del trabajo diario en la consulta. Pero también es habitual que nos consulten para migrañas, trastornos digestivos diversos, dolores de músculos y articulaciones, infecciones urinarias de repetición, trastornos ginecológicos, alergias, problemas de la piel, etc.

También se ve incrementado en los últimos años, el número de personas que se acercan a la consulta por nerviosismo, falta de concentración, insomnio, o por otros trastornos emocionales como pérdidas afectivas, ansiedad, tristeza, estrés, etc..

En el ámbito de la SALUD BUCAL, la homeopatía también se muestra beneficiosa en trastornos que a menudo tienen una solución difícil con tratamientos convencionales como pueden ser las aftas de repetición, el herpes labial (pasas de los labios), la halitosis (mal aliento), el bruxismo (hábito de rechinar los dientes), así como la ansiedad ante la visita al dentista. o el aumento del reflejo nauseoso cuando se ponen instrumentos dentro la boca. Últimamente también, la estamos utilizando en personas que se colocan implantes, para favorecer su integración en el hueso, y también la buena recalcificación de la zona.

Share This